Preocupación ante la desprotección de los más débiles en España:El nuevo informe de Amnistía Internacional preocupada por los Derechos Fundamentales en España.

Justiciabilidad de los derechos económicos, sociales y culturales

¿Valen más unos derechos que otros?

Con este título, Amnistía Internacional acaba de poner de relieve su preocupación por el estado de la cuestión en España. ¿Realmente existe una voluntad firme para cambiar esta situación?.

Todos los derechos humanos requieren la protección del Estado. Esto significa que cuando se vulneran, las víctimas deberían poder reclamarlos, incluso ante la justicia.  Algo que hoy, en España, muchas veces no ocurre.

15102012-45

En nuestro país, donde la pobreza afecta a unos nueve millones de personas, derechos económicos, sociales y culturales (DESC) como la saludy la vivienda, no están protegidos igual que otros. Pueden violarse con impunidad. Están a la intemperie. Y sin embargo, son derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, como el derecho a la libertad de expresión o a un juicio justo.

Un ejemplo: todas las personas tienen derecho a una vivienda adecuada. Sin embargo, este derecho se vulnera cada vez que se ordena un desalojo sin las debidas garantías. En laCañada Real Galiana, en Madrid, en el Distrito de Sant Martí de Barcelona, en el barrio del Cabanyal de Valencia… por todo el territorio del Estado hay familias que pierden su hogar, sus raíces, sus medios de vida, por la acción de las administraciones públicas. En ciudades como Vigo no hay ningún albergue en condiciones adecuadas para las personas sin hogar.

Los desalojos que se realizan sin informar previamente, sin permitir que las personas participen en las decisiones o sin ofrecer alojamientos alternativos, constituyendesalojos forzosos, prohibidos por el derecho internacional. Son violaciones graves de los derechos humanos.

Otro ejemplo: toda persona tiene derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud física y mental. Esto tampoco es una realidad para miles de personas con discapacidades mentales. En España según datos de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Sanidad existen únicamente 6 psiquiatras por cada 100.000 habitantes. Los recursos públicos en salud mental son limitados y encontrar un diagnóstico o tratamiento oportunos presenta enormes dificultades. Para algunas personas que padecen estas enfermedades, el contacto con las autoridades se reduce a la contención policial. Se están violando sus derechos humanos.

Se estigmatiza a sectores enteros de población que viven en asentamientos precarios o que sufren discapacidades mentales. Asociar a ciertos sectores con delincuencia, o identificarlos como una amenaza puede preceder o propiciar en algunos casos intervenciones abusivas de las autoridades. Las mujeres que pertenecen a estos grupos están doblemente discriminadas.

Las barreras para acceder a recursos legales que les permitan hacer valer sus derechos, aumentan la indefensión y agravan la pobreza.

Los derechos económicos, sociales y culturales no están suficientemente garantizados en la ley, ni amparados por la justicia de manera adecuada. Ni siquiera la Constitución los protege plenamente. Las autoridades estatales, autonómicas y locales deben garantizar que las personas puedan exigir estos derechos e incluso poder recurrir a un tribunal cuando son vulnerados.

Dejamos aquí el enlace a varios vídeos que ponen los pelos como escarpias, así como el enlace al informe completo que acaba de publicar Amnistía Internacional.

La metodología del científico Rancio.

El arduo camino de la defensa de los Derechos Fundamentales.

Vivimos en un mundo en el que los Derechos Fundamentales han sido secuestrados y esgrimidos en “pro” de los fuertes (una minoría) para estigmatizar a los débiles (la mayoría). Todo ello es consecuencia de un largo e intenso proceso en el que se ha desplazado la titularidad del derecho por la capacidad de su ejercicio.

Aquellos que apenas alcanzan a sobrevivir en un sistema que les asfixia lentamente, tan solo alcanzan a contemplar impotentes cómo los poderosos esgrimen los Derechos Fundamentales para propinar el “golpe” final a los Estados de Bienestar surgidos en la década posterior a la terrible Gran Guerra Mundial que culminó con los atentados de Hiroshima y Nagasaki.

Apenas se habla ya de la defensa de los derechos fundamentales de los más desfavorecidos. Tal vez porque han pasado a contarse por miles de millones en un planeta donde existen dos ricos frente a cada siete muy pobres.    

Pero dentro de ese primer mundo rico,  una de cada cinco personas posee 15 veces la media de renta anual de cada ciudadano de su país, mientras que otros tres se mueven en una exigua media y por último uno de cada cinco apenas roza el umbral de la pobreza.

Así que tenemos un mundo habitado por 7.000 millones de almas, en el que 500 millones de ellas suman el 90% de la renta y riqueza real, 3.000 millones de ciudadanos de una exigua clase media mundial, suficientemente acomodados y alimentados para no tener necesidad de pensar, la mayoría de ellos rozando la renta media de sus países y entretenidos en pagar las hipotecas de sus hogares, con la mente ocupada en sobrevivir asfixiados en las superpobladas Áreas Metropolitanas de las grandes urbes donde los precios cuadruplican su capacidad de renta disponible con independencia de lo que ganen, o bien atrincherados en las casas de sus progenitores ya ancianos, que no comprenden bien todo este baile de cifras, cambios y situaciones, al tiempo que todos ellos se apiñan y se apegan a seguir manteniendo un sistema económico caduco en el que la escasez hace literalmente mella en la percepción del futuro.

Por último, cerca de 3.500 millones de almas que viven con menos de tres euros diarios en condiciones extremas donde apenas existe agua potable, condiciones sanitarias dignas, luz y/o energía. Todo ello acrecentado por las guerras, las hambrunas, las enfermedades, las pestes, las dictaduras, las cuotas de producción, los aranceles, la corrupción y la desidia.

En todo este entramado proliferan miles de ONGs que intentan reivindicar la solidaridad de los que más tienen para llegar ahí donde quiera que exista la necesidad. A todos los niveles de necesidad y en todas las partes del globo.

Pero parece que existe una barrera de acceso institucional: Las ayudas apenas llegan a los destinatarios, y cuando llegan, el 80% de los efectivos se ha perdido por el camino. Llegan tarde, mal y por desgracia en la mayoría de los casos no llegan.

En esa lucha, aquellos que están dispuestos a dedicar su vida a la defensa de los Derechos Fundamentales, terminan pasando las mismas vicisitudes, carencias, humillaciones y riesgos que los colectivos a los que pretenden ayudar, y todo por haber decidido cambiar el mundo. Mientras tanto los engranajes del sistema van asfixiando cada vez más a las clases medias, ese colectivo de 3.000 millones de almas que está soportando en sus espaldas toda la carga y coste de oportunidad de un sistema en el que los 500 millones que viven en la opulencia, no se conforman con su riqueza y detraen cada vez más de los 3.000 millones de almas que soportan el 90% de los costes directos, mientras apenas se benefician de un 9,3% de las ganancias del sistema que pasan en un 90% a las arcas de esos 500 millones, mientras que apenas un 0.7%  del total llega a los 3.000 millones de almas que deben conformarse con no perecer de hambre, sed, enfermedad, calamidad, guerra en un contexto en el que la supervivencia extrema les impide pensar.

Una nueva evolución de este genocidio global ha llegado con la necesidad de conseguir que las “clases medias” permanezcan ligeramente “asfixiadas”, para que de esta forma dejen de pensar y se incorporen a la cadena de la lucha por la supervivencia, en forma de mejora utópica de un falso bienestar “inexistente” en el que la propiedad de los bienes y servicios pertenece a las Entidades Financieras, que les cobran una cuota mensual por permitirles habitar una vivienda, conducir un coche, etc…Así durante los 20, 30 o 40 años que dure la exclavitud vitalicia del deudor, que en cualquier momento, si las circunstancias de la Entidad lo requieren, podrá ser expatriado de su hogar “a la fuerza” y en algunos casos como en España, seguir respondiendo de sus deudas hasta el más allá , pues heredan las deudas sus descendientes (ya que responde con todos sus bienes, presentes, pasados y futuros ) en virtud del artículo 1911 del decimonónico y preconstitucional  Código Civil español.

Pensemos por un momento: El titular de los bienes y servicios en estos casos es el Banco o la Institución Financiera, que cede la deuda y la vivienda a un valor actual de futuro calculado en base a unas ecuaciones que trabajan el tiempo y una remuneración en función del tiempo, y que anticipan los intereses (es decir la retribución) y ralentizan la amortización (es decir el disfrute y cesión de la propiedad).

Para entender el modelo y pensarlo, imaginemos que alguien nos contrata como sirvientes en una vivienda anexa a su propiedad: “Nuestras obligaciones consisten en mantener impecable la vivienda, reformarla, cuidarla, añadirle mejoras, habitarla y revalorizarla, adicionalmente tendremos que pagar por ello una renta mensual que en caso de impago, dará lugar a nuestra expulsión definitiva de la vivienda. Pero tras la expulsión, no dejaremos de ser sirvientes, sino que seguiremos debiendo al señor los intereses del impago, y el montante del valor de la deuda que el señor determine. En el mejor de los casos tras 30 años de servidumbre feudal, habremos obtenido la “manumitio” (Figura que el el derecho Romano significa la liberación del exclavo junto con la dote que el amo le cede).

¿Estamos sacrificando nuestra vida, el futuro de nuestros hijos , nuestro esfuerzo y nuestra salud por una especie de contrato de seguro con una cláusula a 30 años vista?.

Ahora veamos la posición de ese “señor”. Nos cede una de sus viviendas, y nos hace creer que es en propiedad, pero lo cierto es que sólo nos transfiere el uso consentido y las cargas de la propiedad, impuestos, etc… pero no los derechos que se reserva con el “contrato de hipoteca”. Desde su punto de vista está feliz porque le estamos mejorando, habitando y revalorizando una vivienda que de otra forma tendría desocupada. Si quisiéramos venderla, genial porque actuaríamos como su red comercial a título gratuito, al fin y al cabo somos sus sirvientes.  Desde su posición busca nuestro impago: Si pagamos intentará ofrecernos nuevos créditos y préstamos para que en un momento dado no podamos afrontar el pago y perpetuar así nuestra exclavitud. Si no pagamos, genial, porque ejercerá sus derechos de propiedad y nos expulsará de nuestra vivienda, y adicionalmente, tendrá un crédito vitalicio hasta la completa satisfacción de la deuda y sus intereses, y podrá seguir exclavizando a otros con la vivienda liberada o subastarla o quedársela. También puede titulizar la deuda emitiendo títulos negociables en los mercados financieros y además de eso puede alquilarla, cederla o dividirla, etc…

Lo único que no le interesa a nuestro amo es que le paguemos al contado la vivienda, o que rechacemos sus ofertas de endeudamiento cuando tenemos capacidad de pago o que no compremos sus acciones, o que decidamos vivir de alquiler o que realicemos operaciones en efectivo.

Lo realmente curioso e interesante es que en los países denominados (Desarrollados) el coste de la vida en las ciudades triplica el coste de la vida en las zonas rurales.

El sistema tiene diversas formas de recaudar:

1º.-Sistema de inflacción súbita: Se conoce como la subida brusca de los bienes y servicios de primera necesidad que redunda directamente en la recaudación de impuestos indirectos en las épocas y formas en las que el colectivo de 3.000 millones de clases medias globales de este planeta disfruta de sus vacaciones, regresa de sus éxodos vacacionales y o contrata servicios masivos mediante los contratos de adhesión.

Esta medida implica por ejemplo, subidas coordinadas de los carburantes en la UE en las épocas de Operaciones salidas, puentes, fiestas, retornos, etc…en las que se preveen desplazamientos masivos de decenas o centenas de millones de personas. La práctica es una clara vulneración de los Derechos Fundamentales, ya que implica el uso del poder para recaudar de forma no justificada. En la doctrina administrativa se denomina “Desviación de Poder”.  La razón es que este tipo de servicios se compone en su precio de precios políticos y el IVA es un impuesto indirecto que por definición debe ser neutro y envolver el resto de los impuestos indirectos en el marco de la UE.

2º.-Sistema de alza súbita por gestión de la escasez de servicios: Esta práctica consiste en no ofrecer la mayoría de los productos y servicios disponibles en “Stock” para concentrar la oferta en una pequeña parte del producto generando una escasez artificial que haga subir bruscamente el precio de los productos o servicios.  Si la Demanda es exponencial, la oferta es contenida artificialmente y dirigida únicamente a aquellos “items” que las corporaciones quieren vender.

Un ejemplo sencillo lo tenemos en el mes de agosto y el alquiler turístico de apartamentos y/u hoteles o los viajes con paquetes vacacionales. La práctica consiste en que no nos venden lo que pedimos sino lo que ellos nos ofrecen, de manera que lo que pedimos queda vacío. En el último minuto, sacan las ofertas no cubiertas a medida que van goteando los precios al alza. De esta forma (por ejemplo) es imposible encontrar un Hotel económico en un lugar de costa en el mes de agosto, ya que se oculta la oferta de los que mantienen los precios. Muchos de ellos han cerrado en 2012 o han quebrado por no tener la visibilidad suficiente o no seguir esta estrategia de precios.

3º.-Forzar la escasez de recursos regulando la inaplicabilidad de los efectos externos positivos. De todas las anteriores técnicas, esta es la más execrable, ya que implica imponer aranceles reglamentarios en un sistema de libre mercado en el que los recursos generan efectos externos positivos, y al hacerlo se incrementa la recaudación pero se disminuye el beneficio social. En estos casos lo que se pretende es generar una demanda rígida artificialmente en servicios que fácilmente podrían ser sustituidos por otros de mayor calidad. Las barreras de acceso administrativas a los servicios de mayor calidad redundan en un beneficio de aquellos que siendo de menor calidad, cubren un mayor espectro. De esta forma se garantiza la gestión de la escasez ya que el usuario desconoce, no percibe la existencia de otros servicios alternativos y por tanto, no puede contratarlos. Esta practica atenta frontalmente contra todos los Principios Fundamentales del Derecho y en general, contra todas las normas de Defensa de la Competencia. Lo curioso es que implica connivencia entre Instituciones Públicas y Corporaciones Privadas.

Un ejemplo de ello, es la normativa reglamentaria que impide la homologación técnica de aquellos dispositivo energéticos y/o motrices que desafíen las leyes de la termodinámica.

Lo que se está haciendo es dotar a un principio científico de potestad legislativa reglamentaria, impidiendo que otro desarrollo científico más avanzado pueda generar su obsolescencia y/o mejora.

Hasta aquí sirvan de ejemplo las prácticas anteriores que en la mayoría de los casos se emplean con el consentimiento tácito de os usuarios. Nadie deja de hacer un viaje de regreso de sus vacaciones cuando sube el precio de los carburantes (por ejemplo), nadie deja de comprar vivienda a crédito (por la errónea creencia de que es mejor generar un patrimonio personal  futuro a cualquier precio) en detrimento de la vivienda de alquiler, o de la vivienda cedida, etc…

Hasta que no entendamos que el dinero es tan sólo una energía que debe fluir desde quién la tiene hacia quién la necesita, no podremos cambiar las desigualdades.  Lo importante de esa energía es poder hacer muchas cosas útiles que redunden en el bienestar colectivo. Mientras esto no se entienda, los Derechos Fundamentales no dejarán de ser meras proclamaciones de buenas intenciones, incluso en las Constituciones Contemporáneas.

Ciertamente, el Derecho a una Vivienda Digna, a la Dignidad del ser humano debe prevalecer sobre todos los Derechos fundamentales. Tal es el espíritu de la Declaración Universal de Derechos Humanos,

Artículo 1

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Tan sólo es el primer artículo. Ahora miremos a nuestro alrededor.

Para aquellos que deseen profundizar, recomendamos la lectura de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Recordemos que ha sido Ratificada por Todos los Estados miembros de la ONU y los estados occidentales avanzados la incluyen en sus textos constitucionales.

LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

¿Acaso lo hemos olvidado?

La solidaridad humana es una obligación, ya que sin ella comprometemos el futuro. Los titulares de los Derechos Fundamentales no son las Corporaciones ni las Instituciones, sino las personas. Las instituciones y Corporaciones deben servir a las personas y a los ciudadanos, y no a la inversa.

Una actitud consciente con los Derechos Humanos es aquella que nos hace solidarios y respetuosos con los que opinan diferente, pero también es aquella que de forma activa va encaminada a la generación de abundancia para todos.

Algunos consejos sencillos para que los derechos fundamentales se materialicen.

A).-Si tienes posibilidades económicas.

1º.-Dedica tu tiempo al voluntariado si no necesitas recursos económicos. Tu energía hará que otros muchos puedan sobrevivir. El poder de esas sonrisas de los que te necesitan te cambiará la vida.

2º.-Destina bienes o recursos económicos a proyectos que claramente te identifiquen con el cambio.  Serán recursos bien invertidos cuando te identifiques con las causas activas de los proyectos concretos.  si añades el voluntariado activo, la gerencia o el seguimiento, te sentirás parte del cambio.

3º.-Piensa antes de cambiar de coche casa y cualesquiera bienes, si realmente eso te hace feliz o te aporta más que destinar ese esfuerzo a que otros puedan tener dignidad. Tal vez no te lo representas, pero tu coche usado puede ser útil para muchos que carecen de medio de transporte.

B.-) Si no tienes posibilidades económicas.

1º.-Piensa que al menos tienes suficiencia para cubrir tus necesidades. Se fluído, si puedes usa y cede en uso tu casa a aquellos que no tienen techo. Procura ser sensato en las decisiones de compra. ¿Realmente tiene sentido comprar una casa en propiedad? ¿Realmente tiene sentido pedir un préstamo? Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, tienes la oportunidad de parar el tiempo. Regala sonrisas, comparte y recuerda las cosas que te emocionaban cuando eras niño.

2º.-Colabora como voluntario si puedes o pide ayuda de voluntarios si la necesitas. ¿Realmente te aporta vivir en la ciudad? Hay muchos pueblos que desean adoptarte. ¿Te has planteado la vida en conexión con la naturaleza?

3º.-Compra en tu tienda de barrio o del pueblo. Cosecha tus propias verduras, frutas y hortalizas. Utiliza sistemas de generacion energética autónoma.

4º.-¿Te has planteado vivir en un barco en el mar? Un barco de vela puede hacerte muy feliz. Una comunidad autosuficiente. Utiliza generadores de viento, solares y entre cuatro o cinco personas pueden disponer de un barco como vivienda y forma de vida. ¿Te lo has planteado?.

C).-Si estás en desempleo y no encuentras trabajo. 

No te quedes en casa quejándote. La palabra aburrimiento no existe. Hay millones de proyectos bonitos que realizar. Hazte voluntario y tu vida cambiará. Pero si prefieres formarte para encontrar otro trabajo en el sistema puedes acogerte a cursos gratuitos, tal vez sea el momento de preparar una oposición. Todo depende de tus necesidades económicas y tus expectativas.

Aprovecha el tiempo para conocerte a ti mismo y pregúntate lo que de verdad te hace feliz. Tal vez descubras tu verdadero yo. Hazte un DAFO. Un DAFO es un cuadro de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

En cada columna pon lo que creas que son para ti. Míralo desde la relajación, no desde tus ambiciones. Tómate tu tiempo. Piensa en ello y en los cambios que tal vez tengas que hacer. Pierde el miedo a pensar, a escribir a dar conferencias, a contactar con otros que están despertando.

D.-) Recomendaciones generales.

-Usa bicicleta en lugar del coche. Si puedes, usa una moto. Pasear en moto te abre muchos y nuevos horizontes y contribuirás a la solidaridad.

-Transporte Público y caminar: Mejor que el coche y el resto de transportes privados (Siempre que puedas).

-Reserva el Coche para desplazamientos Largos. Sal de la ciudad, organiza excursiones con tus colegas, amigos y allegados.

-Aprende a cocinar y organiza comidas conjuntas de excursión al campo. Excursiones en Trenes de Cercanías con grupos de amigos y/o vecinos.

-Si tienes la posibilidad de irte a vivir al campo, a esa vieja finca que nadie quiere, no lo dudes ni por un momento, organiza un grupo que coincida con tus inquietudes. Organiza Granjas escuela, Centros de Formación en la Naturaleza, albergue, Vivero e incluso centros de Permacultura.

-También si tienes la posibilidad de navegar o te gusta el mar. No lo dudes, restaurar ese viejo barco no te costará mucho.  Vivir en el mar es uno de los grandes aportes de felicidad.

-Procura alejarte del marketing, de la sociedad de consumo, descubrirás que la vida es mucho más sencilla y cuanto menos tienes, más calidad de vida generas fuera de las ciudades. No olvides que hay  decenas de millones de personas que viven así.

Y sobre todo: No olvides que ser pobre a efectos estadísticos no implica serlo en realidad. Los que menos cosas materiales tienen, mas comparten y más tienen que ofrecer. Te sorprenderá lo que vas a descubrir. Una vida plena y feliz cuando las sonrisas de los demás son la energía de la que te alimentas. Te sorprenderá ver lo que puede hacerse con muy poquito entre muchos.

Nunca dejes de ser Solidario.

Fundacion EticoTaku. Para Jurisciencia.